Antwerpse Kathedraalconcerten vzw

La Historia del Órgano Principal de la Catedral de Amberes

   
La historia del órgano principal de la Catedral de Amberes nos lleva a principios del siglo quince.Los primeros datos de los guardianes de la iglesia recuerdan que un organero llamado Jan Van Lare recibió una paga en 1433 por reparar un órgano. Es razonable asumir por lo tanto que la catedral poseía ya un órgano de tubos en aquella época y quizás aún con anterioridad. No hay otros detalles disponibles acerca de este instrumento.
 
En 1449 Adriaen Pieterszoon de Delft construyó un órgano, enteramente nuevo. Este instrumento fue reconstruido en 1453 por Adán van Elen de Maastricht. Lieven (Sweyss) de Colonia realizó posteriormente reparaciones en 1469. El instrumento fue reacondicionado completamente en 1477 por Jan De Bukele. Nuevos tubos fueron instalados como así también nuevos fuelles. En 1488 Adriaen Pieterszoon vendió el órgano a la iglesia de San Jacobo en Amberes.
En 1491-92 Jan De Bukele construyó un instrumento enteramente nuevo por la suma de 210 libras de Brabante. Además se le concedió un sueldo de 4 libras anuales, hasta el tiempo en que él murió en 1504. Reparaciones más pequeñas fueron realizadas ocasionalmente durante los años que siguieron. En 1518 a un constructor de órgano llamado Anthonis Mors se le pagaron 15 libras por la instalación de los nuevos fuelles. Esta intervención se había convertido en necesidad ya que las ratas habían "roido los fuelles y los habían mordido en pedazos…" Los roedores en cuestión tenían evidentemente un sano apetito ya que unos cuatro años más tarde, los fuelles habían sido reemplazados nuevamente.
En 1533 el fuego explotó en la Catedral, destruyendo en gran parte el interior del edificio. El gran órgano gótico-tardío de Jan De Bukele también ardió en llamas. En 1557 el renombrado organero constructor Gielis Brebos fue comisionado para construir un nuevo órgano. Este joven organero, quién provenía desde Lier cerca de Amberes, vendría a convertirse en uno de los constructores de órganos más importantes del sur de los Países Bajos. Habiendo pasado un cierto tiempo en Amberes él se trasladó posteriormente a España en donde, al servicio del emperador Felipe II, él construyó cuatro órganos en el famoso monasterio de EL Escorial. Sus hijos continuaron como organeros en España y ellos construyeron un número de instrumentos significativos.

En 1566 el Iconoclastismo produjo nuevos desastres. La furia iconoclasta resultó en la destrucción no solamente de numerosas estatuas, sino también del gran órgano de tubos. Muchos calvinistas ofendieron a los órganos. En su visión de las cosas, los órganos de tubos eran juzgados como una distracción para los fieles en sus rezos. El periódico "Crónica de Amberes" describe los acontecimientos en aquella época: "ellos destruyeron y borraron los hermosos himnarios como así también tres magníficos órganos; y los niños corrían a través de las calles soplando tubos de órgano que traficaban unos con otros como juguetes… "

En su historia "De la Bella Bélgica" un padre jesuita llamado Strada explica cómo el gran órgano encontró su fin: "otros ascendieron por las escaleras y echaron abajo el gran órgano que era una verdadera obra maestra de arte".
 

Los guardias de la iglesia no se quedaron ociosos y en 1567 el renombrado constructor Gielis Brebos fue comisionado otra vez para construir un nuevo órgano por la suma de 237 libras. El instrumento era inicialmente destinado para la iglesia de "Nuestra Señora en el Dijle" en Malines. Amberes pagó 150 libras adicionales por una división separada de pedal con seis juegos independientes. El nuevo instrumento fue terminado en la Pascua de 1568. Fué una realización de particular interés por ser el primer órgano en los Países Bajos que se construía teniendo una división independiente de pedal conteniendo seis filas, considerada muy extensa en aquella época. El órgano fue ubicado sobre la galería del coro en el extremo sur.

 
La furia iconoclasta entró en erupción otra vez en 1581 y en agosto de aquel año los protestantes tomaron posesión de la Catedral. Realizaron una separación fundamental de "aquellas imágenes idólatras" y de otros tesoros del arte que los iconoclasts habían dejado intactos en 1566. Esta vez sin embargo el órgano fué salvado gracias a la intervención de Servaes Van der Meulen. Este último fué organista durante el tiempo que los calvinistas estuvieron en el poder.  El culto católico fue restaurado nuevamente cuatro años más tarde. Es a partir de ese tiempo hacia adelante que se hace referencia a Ruckers, la familia de constructores de claves de Amberes, como afinadores del órgano (1591-1642).

   
 
El órgano fue restaurado enteramente durante el período de 1654-1660.El interior del instrumento fue renovado por Pieter Lanoy. La caja del órgano y la fachada fueron construidos por el famoso escultor Pieter Verbrugghen "el viejo", según un diseño hecho por el famoso pintor Erasmus Quellin. El costo total fué de 2.043 florines. Durante ese período la caja del órgano también tenía un positivo de espalda que fue instalado en frente de la caja principal. En 1834 este último fue reubicado en la galería neo-gótica del órgano actual. Esta vez el órgano fue erigido sin el positivo de espalda y la caja principal del órgano fue ampliada para llenar el ancho completo de la nave.

En 1891, en razón del cambio de conceptos de diseño del siglo diecinueve, el interior completo del órgano fue reconstruido por Pierre Schyven, constructor de órganos de Bruselas. Este órgano tenía cuatro manuales y pedal, con un total de 90 filas y de 5.777 pipas. Ha permanecido virtualmente inalterado hasta el presente día. 

Con excepción de estos grandes órganos, ha existido un número de órganos más pequeños en varias épocas y en diferentes localizaciones. Ellos fueron propiedad de las fraternidades, por ejemplo en la Capilla del Santísimo Sacramento, y en la Capilla de Nuestra Señora. Hubo también un órgano en un nivel situado sobre las columnas del coro. .
 

Los datos históricos fueron tomados del libro "Los órganos y los organistas de la Iglesia de Nuestra Señora en Amberes, desde 1500 a 1650" por el Dr. Guido Persoons (Bruselas, 1981)
 

          

(debajo, un bosquejo mostrando la estructura principal de un órgano mecánico clásico de tubos)

(fuente: grabado de "L'art du facteur d'orgue" por Dom Bédos de Celles, siglo 18)